¿Tiene Feliciano una nueva ilusión?