Socarrón, atractivo y hábil: así ve Pablo Iglesias a sus rivales políticos