El estremecedor relato de una mujer que lleva cuatro años atemorizada por su agresor