Joyas de oro, reliquias sacras o arras de oro: el botín que consiguió durante diez años el cura estafador, en exclusiva