El dueño del restaurante que cocina guardia civil a la brasa y manos de jueces: "La gente lo ha entendido mal"