Los alquileres ilegales en Ibiza: un cuarto de lavadoras por 45 euros la noche