Sucio, con restos de comida y basura: Así era el piso de los horrores de la segunda 'manada de Manresa'