El documento que demostraría que Sanidad tuvo acceso a informes que alertaban de la gravedad del coronavirus