Cabeza de cerdo vejaba a las prostitutas para recaudar dinero