Comida desechada por supermercados, la única opción para muchas familias