El padre de Julen, muy emocionado, recoge los dibujos de apoyo de los niños de Totalán