Kiko Rivera habla de su hermana en el primer capítulo de sus memorias: "Dejaré de hablarla, pero nunca de quererla"