Los laboratorios luchan contra el coronavirus en unas elevadas condiciones de seguridad