El conflicto de lazos y banderas llega a los puentes catalanes en la operación retorno