Portavoz de la plataforma de afectados por Madrid Central: "Las ventas han caído un 35%"