El mensaje que Patricia le ha mandado a su familia: “No quiero hablar con ellos, estoy bastante resentida"