La autopsia confirma que la menor de 14 años de Mataró murió por heridas de arma blanca