La brutal paliza de unos vigilantes de seguridad de una discoteca a dos jóvenes en Barcelona