Artur Mas no se rinde y sigue adelante con su hoja de ruta