Juncker: "Hemos pecado contra la dignidad de los pueblos"