El propietario de Magrudis forcejea con un cámara de 'El programa de Ana Rosa'