Un propietario recupera su vivienda al ver que los okupas estaban en Ibiza de vacaciones