El proxeneta más buscado de España utilizó a menores y a una chica con síndrome de Down