Tenemos la prueba: Chabelita ha empezado a trabajar