El testimonio de un taxista y otras pruebas que ponen a 'El rey del cachopo' contra las cuerdas