Intentan localizar el cuerpo de Romina a través del GPS del coche de su marido