Rosa Benito: “Para mi es mucho más difícil ser anfitriona que invitada”