Las presuntas asesinas de Johan David están desaparecidas