Un padre lleva tres años sin ver a su hija, secuestrada en Kirguistán