La Ertzaintza cree que Juan Carlos Aguilar pudo haber matado a otras seis personas