Los okupas de la Corrala de la Bahía de Cádiz se marchan: les pagan 5.000 euros a cada uno para que abandonen las viviendas