La universidad de Massachusetts ha desarrollado una vacuna contra el coronavirus que hay que ensayar