Los vecinos de una urbanización de lujo de Arenys de Mar conviven con un peligroso grupo de okupas