A Víctor, la víctima del kamikaze de la M50, le robaron parte de sus pertenencias