La broma de Elisa sobre arte moderno para saber cómo de condescendientes son sus vecinos con ella