Portugal gana la Eurocopa a Francia en París (1-0) con Cristiano lesionado en el banquillo