Kiko e Irene, los jefes de la casa: serán inmunes, vivirán en la suite y disfrutarán de un poder extra