Kiko quiere pedir una hora sin cámaras para pasarla con Irene y ella tiene muy clara su respuesta