El programa permite, de forma excepcional, que la madre de Antonio hable con él en su peor momento