Abraham y Joaquín plasman en la música su dura y bonita historia sentimental para convencer al jurado