Alejandro José, de 56 años, demuestra que el 'pole dance' no entiende de edades