La habilidad a los mandos de un dron de Álex Zamora hace que Risto cambie de opinión y acabe dándole un sí