La visibilización de la infancia trans llega de la mano de Kai Etxaniz, uno de los compositores de Edurne