Centro de danza Teresa Tessier pone los pelos de punta con una actuación dedicada los afectados por el coronavirus