Cristina Aral se libera con el baile y mira el bullying desde la distancia