La compañía Fuego en los pies consigue que Risto mueva el juanete