El estilo K-POP se cuela por primera vez en una semifinal gracias a Geoprism