Magic Luna nos hace soñar con su actuación: convierte cartas blancas en cartas a todo color