El Magodelucasss hace lo imposible con un juego que ha inventado en un día: "No, no, no puede ser"