La batalla de Montemayor decepciona a Risto Mejide y saca la vena medieval de Paz Padilla